Español   English   

Hoy, Día mundial de la Diabetes, os queremos hablar de la importancia del cuidado de los pies. A menudo no prestamos toda la atención que deberíamos a esa parte del cuerpo y en el caso de pacientes con diabetes debemos extremar las precauciones.

La diabetes puede producir una disminución en el riego sanguíneo de las piernas y una afectación de los nervios de las piernas y de los pies, esto se conoce como pie diabético.

Esta afectación de los nervios se puede manifestar como una hipersensibilidad, ya sean calambres, dolor punzante, etc. Suele empeorar por la noche y mejora de nuevo al apoyar el pie en el suelo.

Otro de los síntomas es la disminución de la sensibilidad y la sensación de pies dormidos, lo cual puede favorecer que no se sienta el dolor.

Esta falta de sensibilidad y el flujo de sangre reducido permiten que una pequeña ampolla pueda convertirse en una infección seria en tan sólo unos días. Además la piel seca y agrietada, otro de los síntomas más comunes del pie diabético, puede propiciar la aparición de bacterias que provoquen una infección.


Por eso desde Farmacia Violeta Llano Grech queremos ofreceros unas pequeñas pautas para evitar complicaciones derivadas de estos síntomas, aquí tenéis una pequeña hoja de ruta ofrecida por enfermeriacreativa.com

Además os dejamos este vídeo para que tengáis más claras todavía los consejos para llevar a cabo una correcta higiene y cuidado del pie diabético. 


Muchas gracias a @Creative_Nurse por esta infografía.